Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Intel y Warner unen fuerzas para liderar la próxima generación del entretenimiento virtual

La multinacional Warner Bros y la desarrolladora Intel han decidido aliarse para liderar la próxima revolución en el campo del entretenimiento digital, la que a su juicio contará como principales protagonistas tanto a la tecnología de la realidad virtual como a la de los futuros coches sin conductor.

De forma más concreta, las dos compañías ya están trabajando juntas para crear nuevas "experiencias inmersivas" a partir de los gráficos en tres dimensiones más realistas, las posibilidades casi infinitas de los dispositivos de VR y, sobre todo, un entorno tan particular como el que ofrecen los llamados vehículos autónomos.

"Adelantándose a los conocimientos y previendo ya el potencial que se desprende de los coches autónomos, Intel ha anunciado una colaboración con Warner Bros para desarrollar experiencias inmersivas dentro de las cabinas de estos vehículos. Hemos llamado a nuestro proyecto 'AV [Autonomous Driving'] y con ello demostraremos que los nuevos formatos de ocio digital tendrán en estos automóviles su próximo escenario", reza el comunicado que ha emitido Intel al respecto.

Uno de los ejemplos que ha puesto el máximo dirigente de Intel, Brian Krzanich, para ilustrar el funcionamiento de esta innovadora aproximación al universo de los videojuegos hace referencia al primero de los prototipos en los que están trabajando ambas empresas.

Este proyecto, el único que de momento han querido revelar los dos gigantes del software, tiene como objetivo que el usuario pueda sumergirse en la ficticia ciudad de Gotham como si fuera el mismísimo Batman conduciendo el batmóvil, aunque en realidad se disponga únicamente a realizar el recorrido diario que existe entre su domicilio y su lugar de trabajo.

Al no tener que conducir y al disponer de un moderno vehículo -que podría entrar en circulación a principios de la próxima década- perfectamente adaptado a las necesidades de la realidad virtual y de la llamada realidad aumentada, los ciudadanos del futuro, en palabras del propio Krzanich, pasarán de ser conductores a pasajeros y, en último término, también jugadores.

Contenido patrocinado