Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La cámara inteligente que garantiza la felicidad de los compradores

Los supermercados Walmart han obtenido la patente de una cámara inteligente que emplea tecnología de reconocimiento facial para detectar si algún cliente ha tenido una mala experiencia en el establecimiento y rectificar la situación antes de que salga por la puerta.

La teoría detrás de esta medida es que para la compañía resulta más sencillo retener a un comprador habitual que conseguir uno nuevo, pero al mismo tiempo no siempre se puede disponer de personal suficiente para atender de manera individual a cada persona. ¿La solución? Colocar las mencionadas cámaras en las cajas registradoras, donde se analizará la expresión del cliente a la hora de pagar y, en caso de que esta sea negativa, se enviará rápidamente a alguien para asistirle y rectificar su opinión sobre la atención recibida.

"En muchas ocasiones, si el trato al cliente no ha sido el adecuado, esta información no aparecerá en las bases de datos a disposición de los gerentes hasta que ya se hayan perdido muchos clientes. En un mercado tan competitivo, la mayoría de los clientes prefieren cambiar de establecimientos antes que tomarse el tiempo de presentar una queja", se apunta en la patente presentada por la compañía.

Contenido patrocinado