Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Las dudas regresan al Bernabéu

Lo único positivo que tuvo ayer el Real Madrid en su segundo partido de la temporada en la Champions League fue que rascó un empate. El Brujas supo cómo hacerles daño a los blancos y con un 0-2 le puso las cosas muy complicadas a los de Zinédine Zidane.

A pesar de ello, cierto es que el Madrid tuvo infinidad de ocasiones y que se mereció ganar. Pero al margen de eso, poco más positivo se puede sacar de una noche que dejó a los merengues como últimos clasificados del Grupo A, que ya casi seguro tiene atado el París Saint-Germain.

Además, para más inri, hubo pitos para jugadores locales en el Santiago Bernabéu, en especial a dos hombres. Thibaut Courtois, que fue misteriosamente sustituido al descanso, y Lucas Vázquez, que no tuvo su mejor noche, pagaron la mala primera mitad del equipo y será complicado que Zidane pueda darles entrada este fin de semana.

Contenido patrocinado