Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El banquillo da un paso al frente

Ante Serbia se corroboró una situación atípica en un equipo de baloncesto. El banquillo de España tiró del carro en más de una ocasión demostrando que Marc Gasol o Ricky Rubio pueden tener un día malo en ataque, que aún así el cuadro de Sergio Scariolo es muy competitivo y será muy complicado verle perder en este Mundial de China.

Ya desde el inicio partió en el quinteto titular un Pierre Oriola que sus primeros minutos fueron muy buenos. Cuatro puntos, una asistencia y un rebote ofensivo, en muy poco tiempo, le sirvieron para tirar del carro en un comienzo dubitativo por parte de sus compañeros. Su entrega le valió una recompensa que podría seguir recibiendo en los próximos choques, ya que la selección está empezando bastante mal los encuentros en este campeonato.

A partir de ahí, se fueron dando los cambios y entrando gente tan importante como Sergio Llull, Pau Ribas o incluso Willy Hernangómez, que en esta ocasión sí que brilló bastante en su labor bajo el aro. El banquillo español cada vez es más importante y por ahí ha tomado un camino con el que derrotar a sus rivales. Estos suelen escoger a sus mejores hombres para frenar a Ricky Rubio y Marc Gasol, los jugadores con más experiencia y nombre de la plantilla.

Y cuando vienen los cambios, es entonces cuando España rompe los partidos con auténticos especialistas, sobre todo desde el triple. Así, hay un serie de jugadores fundamentales que están ayudando a que el equipo de Scariolo no tenga un nombre propio, sino que en cada duelo sean dos o tres los que resaltan. Unos días gente como Rudy Fernández, Víctor Claver y Juancho Hernangómez y otros son Llull, Ribas y Oriola los que lucen.

Contenido patrocinado