Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El partido de ensueño entre Francia y Croacia

Por fin. La fiesta del fútbol en estado puro. Cuatro años se lleva esperando para poder vivir otra final de la Copa del Mundo. En este caso, los afortunados que han conseguido llegar vivos hasta este partido son Francia y Croacia, en lo que supone la tercera vez en la historia de los galos y la primera en la de los balcánicos.

Este domingo a las 17:00 en el Estadio Olímpico de Luzhnikí, Moscú, se darán cita estas dos selecciones con la intención de hacer historia. El campeón escribirá su nombre como sucesor de Alemania, que ostenta la corona desde Brasil 2014.

Aunque este tipo de partidos siempre estén muy igualados y sean impredecibles, siempre hay un favorito, y en este caso este mérito le recae a Francia. Los Bleus llegan sin perder ningún encuentro en la competición, donde solo Dinamarca en la última jornada de los grupos pudo empatarle.

Con Kylian Mbappé como su principal estrella, los Bleus han basado su juego en el poderío físico que tienen, así como en la calidad que poseen sus delanteros. La defensa francesa es impenetrable y buena muestra de ello es que solo han recibido goles en dos partidos en todo el campeonato, ante Argentina y Australia, en su debut.

Precisamente esa es la dura losa que tendrá que superar una Croacia que llega a esta final como un bloque, como un conjunto rocoso en el que todos ganan y todos pierden, sin importar de qué equipos vengas o como tu llames. A pesar de ello, su mayor talento reside en su ataque, pues dispone de dos excelentes mediocentros como son Luka Modric e Ivan Rakitic, acompañados de hombres rápidos en las bandas, Ivan Perisic y Ante Rebic, con el gran delantero tanque, Mario Mandzukic, el héroe de las semifinales.

Contenido patrocinado