Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Ardiente estreno de Montella en LaLiga

Tras cosechar su primera victoria, Vincenzo Montella afronta su debut en LaLiga Santander como entrenador del Sevilla con mucha ilusión. Se enfrenará a nada menos que el Real Betis Balompié, eterno rival del club hispalense, convirtiéndose este en un partido trascendental para el italiano.

Los favoritos son los locales, pues a pesar de no pasar por su mejor momento y tener entrenador nuevo, juegan en casa, donde han ganado al Betis en sus últimos tres encuentros. De hecho, los números del Sevilla en este derbis son muy buenos, ya que ha conseguido imponerse en siete de las últimas ocho ocasiones ante los verdiblancos.

Por tanto, se espera que el Ramón Sánchez-Pizjuán conduzca a su equipo a una nueva victoria frente a su eterno rival. Para ello, Montella tendrá que mejorar tanto la falta de gol de sus delanteros, como la fragilidad defensiva que esta temporada está mostrando el Sevilla. Recordemos que en los últimos tres encuentros del 2017 el conjunto hispalense encajó ocho tantos y solo fue capaz de anotar uno.

Por su parte, el Betis tampoco llega en su mejor momento. Con solo una victoria en sus ocho partidos más recientes en Liga, los verdiblancos necesitan cambiar la cara en un encuentro a vida o muerte. De hecho, una derrota en el Sánchez-Pizjuán supondría acercarse peligrosamente a la zona de descenso, la cual está ya a solo seis puntos.

Un problema añadido para el Betis son las numerosas bajas con las que cuenta. Para empezar, su entrenador Quique Setién no podrá dirigir a su equipo desde el banquillo por sanción. A este, hay que sumarle que no podrán estar ni Andrés Guardado, ni Antonio Sanabria, ni Joel Campbell, ni Jordi Amat, ni Francis Guerrero. Un total de cinco bajas con hombres muy importantes para los esquemas de Setién. Por ello, parece complicado que el Betis logre sacar algo positivo de su visita al Sevilla, aunque todo lo que consiga será bien recibidio.

Contenido patrocinado