Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Iker Casillas y Sara Carbonero: ¿último verano en Portugal?

Puede que estemos presenciando los últimos coletazos del inolvidable lustro vivido por Iker Casillas y Sara Carbonero en tierras portuguesas: una estancia que comenzó con el fichaje del exmadridista por el Oporto a finales del 2014 y que, al margen de ese cúmulo de triunfos deportivos y alegrías familiares del que han venido disfrutando, se ha visto notablemente marcada por el infarto de miocardio que sufrió el futbolista el año pasado y también por la detección, solo unas semanas más tarde, de un tumor en uno de los ovarios de la periodista, quien afortunadamente ya se ha recuperado por completo de ese contratiempo.

Los problemas de salud del que fuera capitán de la selección española, quien sigue sometiéndose a pruebas regulares y ha de vigilar mucho los niveles a los que llega su práctica deportiva, le llevaron recientemente a poner fin a su vínculo contractual con el club luso y, al mismo tiempo, a generar sin quererlo un intenso debate sobre su posible retirada de los terrenos de juego.

Curiosamente, ayer domingo el madrileño volvía a rendir homenaje a sus excompañeros, entrenador y cuerpo técnico después de que estos se proclamaran campeones de la Copa de Portugal tras una trabajada victoria sobre el Benfica. Semanas antes, Iker hacía lo mismo a cuenta del triunfo final del Oporto en la liga del país: dos victorias que se integrarán en su propio palmarés pese a no haber competido.

La nostalgia y la sensación de gratitud que se desprende de sus palabras, las mismas sensaciones que ha venido transmitiendo últimamente en sus redes sociales al destacar algunos de los momentos más especiales de su longeva carrera deportiva, parecen apuntar a la teoría de la jubilación anticipada, la cual desembocará probablemente en una nueva etapa ligada al mundo del fútbol pero desde posiciones directivas.

Por otra parte, el hecho de que Sara Carbonero y sus retoños se encuentren este año en el Algarve y no en su pueblo del interior de España para disfrutar de sus vacaciones también da cierta credibilidad a los rumores de que la pareja, padres de los pequeños Martín y Lucas, estaría exprimiendo sus últimos meses en Portugal mientras planifican su vuelta definitiva a España. Solo el paso del tiempo revelará, todo sea dicho, el desenlace de su particular historia de amor con el país vecino.

Contenido patrocinado