Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Unicef utilizará drones para transportar vacunas a lugares remotos

Un nuevo programa puesto en marcha con la colaboración de Unicef intentará utilizar esos vehículos aéreos no tripulados para hacer llegar medicamentos de primera necesidad a lugares remotos, comenzando por 39 pueblos aislados en las islas Vanuatu, en el pacífico sur. En los primeros viajes de prueba, la agencia de las Naciones Unidas ha optado por centrarse en el reparto de vacunas al tratarse de uno de los productos más delicados y costosos de transportar al resultar esencial que se mantengan a una cierta temperatura.

La principal esperanza es que esta nueva apuesta permita elevar a largo plazo hasta un 95 por ciento la cobertura vacunal mundial contra las enfermedades más graves, que en los últimos años se había estancado. A pesar de que sigue existiendo un cierto riesgo de que se produzcan pérdidas en la carga por el camino o que alguno de los costosos drones acabe precipitándose sobre el océano, con los medios actuales a su alcance resultaba imposible garantizar el acceso a material médico básico para los trabajadores sanitarios repartidos en las 83 islas del archipiélago de Vanuatu, a las que hasta el momento podía tardarse días en acceder a pie, en barco o por el aire.

"Con las opciones que teníamos hasta ahora, resultaba imposible pasar de una cobertura del 85 por ciento al 95. Ese 10 por ciento extra supondría una inversión brutal de dinero, y ahí es donde entran en juego los drones. Aún hay mucho que no sabemos: si volarán correctamente y serán capaces de aterrizar donde queremos, o si la población los aceptará o si los más jóvenes tratarán de derribarlos", ha reconocido Andrew Parker, jefe de operaciones sobre el terreno de Unicef.

Desde Swoop Aero, una de las dos compañías de drones con las que ha firmado un acuerdo el gobierno de Vanuatu, se muestran mucho más optimistas y afirman que los drones tienen la capacidad de realizar hasta dos travesías al día de una distancia de cien kilómetros transportando una carga de dos kilos y medio. En su caso, serán controlados desde lugares cercanos, pero en teoría sería posible pilotarlos de forma remota desde cualquier localización del mundo.

Este prometedor servicio permitirá a los sanitarios enviar un mensaje con la información exacta de cuántas vacunas necesitan exactamente y de qué tipo, y en la mayoría de los casos podrían recibirlas en su pueblo en alrededor de una hora.

Contenido patrocinado