Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Iker Casillas: turismo y 'nostalgia' a la espera de un posible regreso a España

La pareja formada por Iker Casillas y Sara Carbonero, padres de los pequeños Martín y Lucas, ya descartó una posible -o al menos inmediata- mudanza de vuelta a España con la confirmación, ofrecida por el propio deportista la semana pasada, de que el excapitán de la selección española no se presentará como candidato de cara a las próximas elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, las cuales se celebrarán en agosto o septiembre.

Sin embargo, eso no significa que los dos enamorados hayan rechazado directamente la idea de regresar a su país natal para el período vacacional, ya que por lo general no ha habido verano en el que no hayan viajado a sus respectivos pueblos familiares, Navalacruz (Ávila), en el caso del futbolista, y Corral de Almaguer (Toledo), en el de la periodista deportiva, para desconectar temporalmente de la rutina.

En ese sentido, el matrimonio todavía no ha dado a conocer públicamente sus planes para el período estival que acaba de comenzar, al margen de compartir alguna que otra imagen en las redes sociales que les retrata o bien disfrutando de relajantes jornadas playeras o haciendo turismo en localidades relativamente cercanas a Oporto, como Viseu.

"¡Bienvenido, verano 2020! Las vigilantes de la playa", ha escrito la también presentadora para describir una foto de Instagram en la que aparece relajándose en la arena junto a dos de sus mejores amigas. "Conociendo Viseu. ¡Arte callejero!", ha revelado por su parte el madrileño en su espacio de la plataforma.

Sin embargo, el exportero del Real Madrid también ha publicado alguna que otra instantánea que da buena cuenta de la nostalgia que siente al encontrarse lejos de los suyos, especialmente después de tres meses de confinamiento en los que no ha tenido ocasión de pasar al otro lado de la frontera, la cual permanecerá cerrada hasta el 1 de julio.

Ya sea para retomar sus divertidos partidos de pádel con amigos, disfrutar con ellos de una buena cena o perderse en los bucólicos parajes naturales de la provincia abulense, Iker ha demostrado que está deseando regresar a casa, o en su defecto volver a recibir a sus seres queridos en Oporto, y ha expresado su confianza en que esos reencuentros se producirán más pronto que tarde.

"De esos jueves que se echan de menos. Volverán seguro. Juntarte a comentar y a pasar una cena lo mejor posible", revelaba el futbolista la semana pasada junto a una imagen de una entretenida reunión de amigos previa a la pandemia. "Aviso para principiantes, vais a morder el polvo", ha bromeado este lunes sobre las ganas que tiene de volver a derrotar a sus 'rivales' en las pistas.

Contenido patrocinado