Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Iker Casillas: 'Volver a jugar será difícil'

El jugador de fútbol Iker Casillas ha vuelto a hablar con total franqueza, durante una conexión en directo que ha compartido con el también exfutbolista Míchel, sobre las consecuencias tanto físicas como profesionales del infarto de miocardio que sufrió en mayo del año pasado: un contratiempo del que todavía sigue recuperándose, aunque su estado es casi óptimo a día de hoy, y cuya evolución futura determinará si le obliga o no a adelantar su retirada.

"Hace un mes hice una prueba de esfuerzo y fue bien. Tenía una cita con el médico en abril, pero no ha podido ser", ha explicado el actual guardameta del Oporto sobre los problemas de agenda derivados de la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, que evidentemente le han llevado a posponer aquellas citas con los médicos que requerían su presencia. "Quiero presentarme a la presidencia de la Federación [Española de Fútbol], pero lo importante es acabar con la pandemia", ha añadido.

Dado el cambio radical de prioridades que ha dado como resultado la propagación mundial de la enfermedad y, asimismo, la cautela que han de exhibir tanto él como sus doctores de cara a un posible regreso a los entrenamientos, resulta comprensible que Iker haya revelado abiertamente que, al menos con las previsiones que se manejan actualmente, le resultará complicado jugar de nuevo al máximo nivel.

"Volver a jugar va a ser difícil", ha añadido el madrileño en su conversación con el que fuera una de las grandes estrellas del Real Madrid en la década de los ochenta y noventa, aunque también ha recordado que la decisión final sobre su futuro deportivo tendrá que ser consensuada con su equipo sanitario. "Creo que sólo los médicos pueden decir lo que de verdad puedo o no puedo hacer", ha sentenciado.

Contenido patrocinado