Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

A España le sonríen los cuadros

Una vez acabada la segunda fase de la Copa del Mundo 2019 de Baloncesto, hay que analizar los cuadros de enfrentamientos que han quedado para saber qué aspiraciones tiene cada equipo. Dos caminos bien diferenciados que han desequilibrado las eliminatorias de los favoritos.

Por un lado está el lado de Estados Unidos, los grandes candidatos al título en China. Allí se dan cita cuatro de las seis mejores selecciones, por lo que todos los partidos desde ahora será complicados. Primero les espera Francia, para después medirse al vencedor del choque entre Serbia y Argentina, otro duelo con mucha igualdad. En definitiva, cuatro equipos entre los que hay dos favoritos, los balcánicos y los norteamericanos, pero entre los que se tendrán que pelear para alcanzar la final, que es el premio que todos quieren.

Sin embargo, en el otro lado del cuadro, España y Australia parten como principales referencias, ya que sus rivales en cuartos, Polonia y República Checa, se podrían dar con un canto en los dientes por haber llegado tan lejos en el Mundial, siendo las dos revelaciones del torneo sin ninguna duda. Nadie podía pensar que estas fueran a ser capaces de dejar en la cuneta a equipos como Grecia, Rusia, Canadá o Brasil y es por eso por lo que se merecen un respeto en cuartos de final.

Pero, a pesar de eso, lo normal es que España y Australia vivan esa eliminatoria con una mayor seguridad y por lo tanto sean estas las que se midan en semifinales por ganarse un puesto en la final. Un camino mucho más sencillo que le da a los chicos de Sergio Scariolo posibilidades de repetir el éxito de 2006.

Contenido patrocinado