Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El Madrid quiere seguir invicto

El inicio de temporada del Real Madrid está siendo muy bueno. En diez partidos oficiales, diez victorias, algo que pocas temporadas ha podido igualar el conjunto blanco. Este jueves se mide al Khimki de Moscú en la Euroliga, un duro partido que sin duda pondrá a prueba la imbatibilidad madridista.

El equipo ruso llega con tres victorias en su poder, habiendo perdido solo ante el Olympiakos, único equipo capaz de seguir el ritmo de los blancos. El Khimki ha ganado todos sus partidos en casa, pero cuando ha salido de Moscú, ha perdido su único partido. Por eso, no son los favoritos para el partido contra el Madrid, porque lejos de casa no parecen ser tan fiables como en su pista.

Por eso el equipo dirigido por Pablo Laso intentará conseguir una victoria más que le acerque a la clasificación de las eliminatorias directas. Aún queda mucho, pero solo los ocho mejores pasarán a los cuartos de final y el Madrid debe ser uno de ellos por juego y trayectoria.

Seguramente a estas alturas sea el primer o segundo favorito en las apuestas para llevarse esta Euroliga. Ya sabemos que en la Final Four siempre hay sorpresas y que los teóricamente mejores tiene más presión. Pero la verdad es que el juego madridista mostrado hasta el momento está siendo una auténtica delicatesen. No hay rival que les consiga ganar y se está creando cada vez un monstruo mayor con más confianza y seguridad en sí mismo.

Ante el Khimki se espera que vuelvan a aparecer hombres como Rudy Fernández o Anthony Randolph, además del siempre omnipresente Luka Doncic. En general, el conjunto blanco es un equipo muy completo que mezcla juventud y ambición con experiencia y serenidad, convirtiendo a esta plantilla en una de las mejores de Europa, si no la mejor.

Contenido patrocinado