Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los viajeros frecuentes resultan más atractivos

Los viajeros frecuentes resultan más atractivos

El gran dilema que tratan de resolver los estudios acerca del arte de la seducción o del éxito de una persona concreta entre los individuos del sexo de su preferencia es qué resulta más importante: poseer un intelecto sin comparación o un aspecto envidiable.

La inteligencia de un individuo puede resultar una de las grandes bazas de su personalidad, cierto, pero solo cuando se ha alcanzado un nivel suficiente de atracción física en un período de tiempo relativamente breve. En vista del rol que juega la apariencia en ese contexto a corto plazo, nadie se para a considerar demasiado si su interés amoroso es lo suficientemente listo hasta que haya quedado claro que las características más importantes -o básicas- están cubiertas. Por tanto, al final la belleza actúa siempre como un prerrequisito antes de considerar siquiera seguir adelante con cualquier tipo de interacción.

Una herramienta muy útil para resultar interesante a ojos de quienes queremos conquistar es viajar lo más posible para proyectar un aura cosmopolita, aunque no es la única. El uso de una gramática impecable o un vocabulario amplio también ayuda a ganar puntos una vez se haya establecido una conexión o química mutua.

"La diferencia clave entre nosotros, los humanos, y el resto de animales del planeta es nuestra inteligencia. Las teorías acerca de la cimentación de las relaciones afirman que tratamos de encontrar individuos parecidos a nosotros, pero un poco mejores. Así que, viaja alrededor del mundo para ganar conocimiento y cultura, lee más para aumentar tu vocabulario y tus posibilidades de encontrar un empleo mejor", apunta el profesor de psicología y autor Sajan Devshi.

Contenido patrocinado