Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Viajar nos ayuda a vivir más años y a ser más felices

Viajar nos ayuda a vivir más años y a ser más felices

Viajar a lo largo y ancho del planeta para maravillarse ante sus paisajes más impresionantes, disfrutar de las mejores tradiciones gastronómicas, respirar el aire puro de sus más destacados paraísos naturales y, sobre todo, conocer a fondo el sinfín de culturas y lenguas que lo pueblan no solo resulta imprescindible para ampliar nuestros horizontes, sino también para ser más felices y sanos.

Esa es la conclusión a la que han llegado los responsables de un estudio elaborado por la 'Global Coalition on Aging', una prestigiosa asociación médica con la que a buen seguro coincidirán todos aquellos que no pueden dejar pasar un año sin embarcarse en enriquecedoras aventuras a miles de kilómetros de sus hogares.

De forma más concreta, la investigación ha corroborado que las mujeres que solo han viajado largas distancias una vez en seis años son más propensas a padecer enfermedades cardíacas que las que, por ejemplo, salen de sus países al menos dos veces al año. Por su parte, aquellos hombres y mujeres que solo se van de vacaciones una vez al año tienen un 30% más de posibilidades de acabar desarrollando problemas de corazón que quienes se toman dos o tres descansos prolongados en ese mismo período.

Evidentemente, si esas escapadas vacacionales implican ciertos niveles de actividad física, su efecto será mucho más beneficioso aún tanto en nuestra salud como en nuestro estado de ánimo. De hecho, del citado análisis también se desprende que aquellos adultos con edades comprendidas entre los 45 y los 70 años disfrutarán de un sistema circulatorio mucho más duradero y eficaz si se ejercitan con frecuencia durante sus vacaciones, además de tener menos opciones de sufrir derrames cerebrales o incluso un cáncer.

"Viajar, y por tanto conocer nuevos entornos y vivir situaciones diferentes, resulta estimulante para nuestro cerebro y eso afecta al funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo. Fortalece el cerebro, reduce los niveles de presión arterial y, además, hacer que el cuerpo segregue todo tipo de sustancias que mejoran nuestro estado de ánimo", asegura el doctor Paul Nussbaum, uno de los autores del estudio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies.