Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Miles de especialistas llevan meses trabajando en los efectos visuales de 'CATS'

El cineasta Tom Hooper pasó más de un año estudiando distintas técnicas hasta dar con el sistema perfecto para convertir en una realidad su visión de la tribu de los gatos Jélicos de cara a la adaptación cinematográfica que ha realizado del musical 'CATS'.

Finalmente se decantó por enfundar a sus actores en trajes con sensores que capturaban sus movimientos y registraban los detalles de su cuerpo y su cara y las coreografías que realizan. La norma no escrita era que no se emplearían imágenes generadas por ordenador para completarlos, y a posteriori miles de especialistas de cuatro continentes diferentes han sido contratados para aplicar pacientemente el pelaje digital sobre los intérpretes fotograma a fotograma en posproducción, optando por distintas texturas y colores dependiendo de cada raza.

Ese esfuerzo titánico no ha impedido, sin embargo, que Twitter siga preguntándose a estas alturas por qué los felinos tienen narices humanos o caminan principalmente erguidos.

El híbrido entre felino y humano que ha optado por crear, convirtiendo a sus protagonistas en animales cubiertos de pelo pero manteniendo las facciones de sus rostros y sus manos originales, ha provocado burlas y críticas a partes iguales. Otra gran pregunta que se plantean los fans de la historia es por qué los mininos han sido diseñados en función de la silueta humana -con pechos y caderas acentuadas en el caso de las hembras- y por qué algunos -en especial los machos- llevan puesta ropas y otros no. De hecho, algunos incluso utilizan abrigos de piel.

Contenido patrocinado