Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Pasar siete horas al día delante de una pantalla puede dañar el cerebro de los niños

Pasar más de siete horas diarias delante de la pantalla de cualquier dispositivo electrónico puede tener consecuencias "alarmantes" para el desarrollo cognitivo de los niños. Esa es la preocupante conclusión a la que ha llegado un nuevo estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, que desde 2015 ha estado recabando datos sobre los efectos neurológicos de una exposición prolongada de los menores de edad a estos terminales.

Los investigadores han estado evaluando los cambios experimentados por la corteza exterior del cerebro a través de resonancias magnéticas periódicas y, sobre los sujetos de la muestra que aseguraban utilizar sus teléfonos móviles o tablets más de siete horas al día, estos predicen que cuentan con más probabilidades de experimentar un deterioro en esta parte vital del órgano.

De las pruebas que se han venido llevando a cabo hasta ahora, también se desprende la posibilidad de que los niños que se exponen durante dos horas o más a la luz artificial y a los estímulos visuales de estas pantallas acaben desarrollando dificultades para razonar con normalidad y, de forma más concreta, para el aprendizaje de idiomas.

En cualquier caso, los mismos expertos han advertido que los resultados de su investigación no son definitivos, ya que a lo largo de los próximos meses seguirán trabajando sin descanso para completar el análisis de los 11.000 casos que se han marcado como objetivo, todos ellos de niños con edades de nueve años en adelante, para acabar de determinar si una posible adicción en el uso de estos aparatos puede impedir que el cerebro alcance todo su potencial.

Contenido patrocinado