Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Google recibe fuertes críticas por su decisión de desarrollar un motor de búsqueda dominado por la censura china

Google recibe fuertes críticas por su decisión de desarrollar un motor de búsqueda dominado por la censura china

La decisión que ha tomado la multinacional Google de adentrarse finalmente en el mercado chino con el desarrollo de un motor de búsqueda limitado por las directrices de la censura china ha recibido fuertes críticas, tanto procedentes de diversos colectivos ligados a la defensa de los derechos humanos -expresión esta última que no podrá ser introducida en la casilla de texto, entre otras muchas- como por parte de 60 empleados de la compañía que acaban de firmar un manifiesto en contra de la iniciativa.

Como ha advertido Aministía Internacional y los firmantes de la mencionada carta, la puesta en marcha de este proyecto, el cual ha sido bautizado provisionalmente como 'Dragonfly', contribuiría notablemente a cimentar el autoritarismo y la falta de libertades que, por otro lado, siempre ha caracterizado a la dictadura ejercida por el Partido Comunista del país, pero también al avanzado entramado de espionaje digital con el que el régimen quiere intensificar su estrategia de control social.

Por tanto, todas estas agrupaciones han hecho un llamamiento público a la compañía para que destierre este controvertido proyecto que, además, desarrolla en colaboración directa con el gobierno chino, el cual ya habría proporcionado una amplia lista de términos que oficialmente no han de existir en la esfera virtual del gigante asiático, ente los que también destacan las palabras 'religión' o 'democracia'.

"Dragonfly podría establecer un peligroso precedente en China y en un momento político especialmente volátil, uno que dificultará a Google la idea de negar concesiones similares a otros países de escasa calidad democrática. Nosotros somos objetores de cualquier tipo de tecnología diseñada para que los poderosos puedan seguir oprimiendo a los vulnerables, independientemente del país en que se produzcan estas situaciones", reza un extracto de la carta firmada por 60 empleados de Google.

Contenido patrocinado