Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Spotify se ve obligado a retirar un anuncio que aterrorizaba a los niños

La distribuidora de música online Spotify no ha tenido más remedio que eliminar de su plataforma el que probablemente sea el anuncio menos tedioso de los muchos que han de soportar los usuarios de su servicio gratuito durante sus largas sesiones de reproducción.

En este caso, lejos de aburrir a los melómanos con lo redundante y frecuente de sus interrupciones publicitarias, la compañía sueca se ha encargado involuntariamente de "aterrorizar" a los más pequeños con la introducción de un comercial en el que aparecen varios jóvenes recibiendo sustos de muerte con la repentina aparición de una tétrica muñeca, la cual hacía acto de presencia cada vez que a estos les daba por escuchar 'Havana', de Camila Cabello.

Según la agencia reguladora de contenidos publicitarios en el Reino Unido, ASA por sus siglas en inglés, buena parte de los usuarios más jóvenes del servicio -es decir, los niños- corren el riesgo de acabar "aterrorizados" no solo ante lo estridente de los gritos y la súbita aparición de la muñeca, sino también ante la fantasiosa posibilidad de que lo mismo pueda ocurrirle a ellos en sus casas.

"El hecho de que el anuncio esté ubicado en una casa particular, concretamente en un dormitorio, y que en este se presente a una muñeca de una estética muy particular implica que es muy probable que acabe angustiando a todos aquellos niños que vean accidentalmente el vídeo", reza el párrafo de argumentación que justifica la prohibición del anuncio en el Reino Unido.

Aunque la firma sueca no ha tardado en cumplir con el requerimiento de la ASA y ya ha retirado la grabación de su interfaz, en el comunicado con el que ha dado a conocer la noticia -y en el que se ha disculpado con aquellos padres que interpusieron sus correspondientes quejas ante el regulador- la empresa también ha recordado, quizá a modo de excusa, que el 73% de su público se integra en el arco de edad que va desde los 18 hasta los 44 años.

"Entendemos lo idóneo de la decisión tomada por la ASA y lamentamos profundamente el desasosiego que haya podido causar entre quienes se han visto afectados por sus efectos. Asumimos todas las responsabilidades de nuestras acciones como encargados de posicionar la publicidad y a partir de ahora estaremos más pendientes aún de las recomendaciones que ofrece la ASA en este sentido", ha explicado la compañía.

Contenido patrocinado