Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Mark Zuckerberg confirma la presencia de hackers rusos en Facebook

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, se ha sometido a una intensa rueda de preguntas este miércoles durante su comparecencia en el Senado de Estados Unidos, una de las instituciones públicas que le había convocado para que explicara de primera mano el papel jugado por su compañía en el escándalo sobre la filtración de datos privados que, posteriormente, fueron utilizados por la firma Cambridge Analytica para intervenir en favor de la campaña electoral de Donald Trump o de la de los partidarios del Brexit en el referendum de junio de 2016.

Sin embargo, lo más destacable de sus varias horas de intervención en el hemiciclo no está tan ligado a la supuesta negligencia en la que habría incurrido la red social a la hora de evitar tales actos ilícitos, como al hecho de que Zuckerberg ha reconocido en medio de la sesión que su empresa lleva varios meses trabajando con Robert Mueller -encargado de investigar la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016- para determinar el alcance y los efectos del supuesto trabajo de los espías de este país en la esfera digital.

"Esto es como una carrera armamentística. Y esta gente [los agentes] no va a hacer otra cosa que mejorar y mejorar con el tiempo", ha declarado sobre las amenazas a la ciberseguridad que presentan tanto las organizaciones criminales que operan en internet como los servicios de inteligencia de ciertos países, como Rusia o Corea del Norte.

Preguntado directamente por la naturaleza de su colaboración con Mueller y su equipo, el CEO de Facebook se ha limitado a revelar que numerosos trabajadores de su compañía, así como altos directivos entre los que, sin embargo, no se encuentra él, han sido contactados por los investigadores para llevar a cabo entrevistas con las que conocer mejor la gestión que la plataforma hace de los datos personales de sus usuarios.

"Nuestro trabajo con el consejero especial es confidencial y por eso he de asegurarme, dado que esta es una sesión abierta al público y a los medios, que no revelo absolutamente nada que deba ser ocultado por ley", se ha justificado para no ofrecer detalles de relevancia sobre el operativo.

En relación con las críticas que ha venido recibiendo la plataforma por la escasa efectividad -o el pobre desarrollo- de los mecanismos de seguridad implantados para proteger los datos personales de los usuarios, el empresario e ingeniero informático de 33 años ha reconocido que la compañía ha cometido fallos de gran envergadura a lo largo de todo este tiempo, por lo que vería con buenos ojos que se intensificara la regulación pública de la esfera virtual al tiempo que se refuerzan los controles internos de Facebook para prevenir nuevas fugas de información privada y confidencial.

"Yo personalmente daría la bienvenida a la introducción de regulaciones más estrictas en este sentido, siempre que fueran las adecuadas", aseguró Zuckerberg antes de que el senador demócrata John Kennedy le espetara con cierta hostilidad: "Sinceramente, no me gustaría tener que regular Facebook más de lo debido, pero la verdad es que parece que no nos dejas otra opción. Todo ello dependerá de ti, ya que las actuales condiciones y términos de uso de Facebook apestan".

Contenido patrocinado