Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El último cohete de Elon Musk lleva semen humano al espacio

Uno de los cohetes diseñados y desarrollados por la compañía del magnate Elon Musk, el llamado Falcon 9, ha sido utilizado por la NASA para llevar a cabo un interesante experimento que tendrá como sede nada menos que la Estación Espacial Internacional.

Como informa el diario británico Evening Standard, el cometido de la nave reside fundamentalmente en llevar muestras de semen humano a su destino para que, una vez allí, puedan ser analizadas por científicos estadounideses en busca de cambios significativos en el rendimiento de los espermatozoides tras salir de su entorno natural.

Esta prueba sobre el terreno servirá, entre otras cosas, para intentar corroborar la teoría que ha venido manejando la agencia espacial en relación con la posibilidad de que los espermatozoides se activen con más rapidez y se muevan a mayor velocidad en una situación de gravedad cero o mínima, lo que demostraría que la reproducción en el espacio -y en aquellos planetas que podrían ser colonizados en un futuro- es viable.

Una vez que el semen transportado por el Falcon 9 haga su entrada triunfal en la Estación Espacial Internacional, tendrá que ser descongelado por los astronautas encargados de la misión y mezclado con una solución química para despertar a las células y observar así su comportamiento ante el cambio de escenario, lo que ofrecerá datos muy útiles para poder conocer mejor cómo las condiciones de la vida en el espacio afectan a la fertilidad y a la salud reproductiva.

"Todavía no somos del todo conscientes del impacto que tienen las misiones de larga duración en la salud sexual y en la fertilidad de nuestros astronautas, por lo que tenemos que saber si hay más riesgos que posibilidades en ese sentido para los astronautas del futuro. Además, si logramos establecer bases permanentes en la Luna o en Marte, debemos asegurarnos antes de que son entornos propicios para la vida de plantas y animales", ha expresado un portavoz de la NASA al citado periódico.

Contenido patrocinado