Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Elon Musk envía al espacio el cohete más potente del mundo

El Falcon Heavy superó este martes su lanzamiento desde el Centro Espacial John F. Kennedy situado en Cabo Cañaveral (Florida), convirtiéndose así oficialmente en el cohete más potente del mundo.

La principal novedad que ofrece frente a otros vehículos espaciales se centra en la carga que permite enviar al espacio -casi el doble de lo habitual- y el coste de su lanzamiento, mucho menor.

Para añadir emoción a un acontecimiento histórico, las condiciones climáticas adversas que se registraban en el momento de su despegue -el viento obligó a retrasar hasta en cuatro ocasiones el inicio de la cuenta atrás- consiguió que incluso el propio Musk dudara de sus posibilidades de éxito.

"Tenía en mente la imagen de una explosión gigante y un volante que salía rodando por la pista, pero afortunadamente no ha sucedido nada parecido", aseguraba aliviado poco después Musk en conversación con los reporteros allí reunidos. "Ha sido épico, probablemente una de las cosas más emocionantes que haya visto nunca", añadía satisfecho.

El objetivo de Space X pasa por utilizar el Falcon Heavy para el transporte de carga a la órbita terrestre baja y para misiones a la luna o destinadas a explorar el sistema solar, aunque su objetivo último sería amortizarlo como fuente de ingresos para viajes espaciales, acercándose así un poco más al sueño del magnate de Silicon Valley: llevar al ser humano a Marte y colonizar el planeta rojo.

A bordo de la nave viajaban un descapotable rojo de la marca Tesla -la casa automovilística de Musk- con un maniquí vestido como un astronauta futurista apodado Starman sentado al volante, en un guiño al fallecido David Bowie, cuya música sonaba en bucle durante la maniobra de lanzamiento.

Contenido patrocinado