Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Ikea apuesta por el almacenamiento de energía solar

Aunque su principal línea de negocio sigue siendo la fabricación de muebles asequibles y fáciles de montar, la compañía Ikea ha dejado patente su intención de explorar nuevos horizontes empresariales y medioambientales al anunciar el desarrollo de un sistema de baterías que, unidas a la instalación de placas solares, serían capaces de albergar cantidades de electricidad mucho mayores que otros dispositivos de almacenamiento actualmente presentes en el mercado.

Tanto es así, que las citadas baterías, que serán puestas a la venta a un precio de 3.300 euros junto al resto de componentes necesarios para la generación de energía solar en un domicilio, pero que también pueden acoplarse a sistemas fotovoltaicos ya existentes, podrían suponer un ahorro del 70 por ciento en la factura eléctrica de los usuarios que se animen a dar el salto a las energías limpias, dado el impresionante grado de autonomía de estos artefactos.

"En Ikea siempre estamos buscando nuevas formas de ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones que supongan un claro beneficio para sus bolsillos y también para el medio ambiente. Sabemos que nuestros clientes quieren llevar un estilo de vida más sostenible y respetuoso con el entorno, por lo que nos hemos asociado con Solar Century para aportar un valor añadido a sus soluciones en materia de producción solar. Teniendo en cuenta que las tarifas de consumo eléctrico se han incrementado en un 15% este año, creemos que este es el mejor momento para que nuestros clientes tomen el control de sus facturas y maximicen sus ahorros", explicó la multinacional sueca en un comunicado.

La firma británica Solar Century, la corresponsable de que Ikea se haya lanzado de cabeza al mercado eléctrico apostando para ello por las renovables, ha experimentado en los últimos años un notable crecimiento debido al carácter innovador de sus equipos de producción de energía fotovoltaica, así como a la reducción de costes que se deriva de una industria solar cada vez más fuerte, viable y lucrativa.

"Los costes de las instalaciones solares han caído de forma considerable en los últimos años y, de hecho, ahora es cien veces más barato invertir en esta tecnología que hace 35 años. Creemos que la asociación entre Ikea y Solar Century servirá para ofrecer el producto más competitivo del mercado, de forma que cada vez más gente pueda beneficiarse económicamente, y en el plano medioambiental, de producir su propia energía limpia", manifestó Susannah Wood, responsable del departamento de sistemas residenciales de Solar Century, en la misma nota.

Contenido patrocinado