Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Un nuevo guante robótico promete devolver la fuerza en las manos

BioLiberty es una start-up escocesa que un ingeniero llamado Ross O'Hanlon fundó con sus compañeros de la Universidad de Edimburgo y que ahora acaba de presentar su primer producto. Se trata de un guante que detecta el movimiento que quiere realizar quien lo lleva puesto mediante electromiografía (EMT).

Este proceso mide la actividad eléctrica creada en respuesta a la estimulación nerviosa del músculo, antes de que un algoritmo convierta esta intención en fuerza. O'Hanlon espera ayudar así a millones de personas que padecen debilidad en las manos después de ver a su tía, que padece esclerosis múltiple, luchando por completar incluso las tareas cotidianas más simples.

"Como soy ingeniero, decidí utilizar la tecnología para afrontar este tipo de retos a los que se enfrentan las personas como mi tía, con el objetivo de ayudarles a conservar su autonomía", ha explicado.

Este invento no solo mejora la calidad de vida de las personas que padecen algún tipo de enfermedad que debilita su musculatura, también podría servir de gran ayuda para aliviar la carga de trabajo de los servicios de atención a la tercera edad en una sociedad cada vez más envejecida: "Queremos apoyar la vida independiente y el envejecimiento saludable permitiendo a las personas vivir más cómodamente en sus propios hogares durante el mayor tiempo posible".

El equipo de BioLiberty tiene un prototipo en funcionamiento y ha conseguido el apoyo de la incubadora de la escuela de negocios de Edimburgol, con sede en la Universidad Heriot-Watt.

Contenido patrocinado