Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Turno para los últimos cuartos

Turno para los últimos cuartos

Este miércoles se celebran en el Sinan Erdem de Estambul los últimos cruces de cuartos final del Eurobasket 2017. Dos choques en el que las cuatro selecciones supervivientes se juegan clasificarse para la lucha por las medallas.

El primer choque de este miércoles enfrentará a Grecia contra Rusia, en un duelo donde ambos países buscarán reivindicar su honor, pero sobre todo su poder en Europa. Mientras que la selección griega necesita la victoria para demostrar que sigue siendo uno de los equipos importantes del baloncesto continental, la selección rusa querrá corroborar su impecable trayectoria en este torneo. Los de Kostas Missas llega al choque habiendo demostrado una trayectoria irregular en la competición. Su comienzo en el europeo fue algo débil ya que se clasificaron en la fase de grupos en el último momento, pero a medida que han avanzado en la competición han ido recuperando las fuerzas y ya en cuartos, mostrando un mejor nivel, consiguieron eliminar a Lituania por 64-77. Pese a las bajas, la plantilla griega tiene nivel suficiente para conseguir lo que quiera. Kostas Sloukas está siendo el jugador más regular de los griegos y su nivel anotador, puede provocar desastres en el rival. Además, Grecia cuenta con un potente juego exterior y en el porcentaje de tiros de dos puntos. A su vez los rusos, que no logran ser competencia en un europeo desde 2007, van a ir a por todas este año que se están viendo fuertes. Los de Sergei Bazarevich son fuertes en ataque y muy hábiles cerrando el rebote en defensa y además cuentan con Alexey Shved que está mostrando un poderío absoluto como director leyendo los ataques del contrario.

El otro cruce tiene como protagonistas a Italia y Serbia, un duelo que enfrenta a dos selecciones que han mostrado dudas a lo largo del torneo. El conjunto de Ettore Messina ha ido demostrando un claro equilibrio defensivo durante todo el torneo, además de un potente ataque exterior y se apoya en dos jugadores clave: Marco Belinelli y Luigi Datome. Mientras que los serbios, subcampeones del mundo, tienen calidad y muchas ganas de ganar y jugarán con Lucic y Milosavljevic y Bogdan Bogdanovic como líderes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies.